Las personas hacen la diferencia también en los negocios digitales

Los modelos de negocio se transforman esto es una evidencia. Cambiar nos cuesta a todos, otra gran evidencia. Reconocer que toca moverse, que tenemos que introducir modificaciones en nuestro modelo es algo similar al momento que uno se despierta y piensa -ya es la hora, lo que daría por quedarme aquí un poco más-. Pero estaréis conmigo que habitualmente cuando madrugamos, nos planificamos y lo damos todo… las cosas suelen salir mejor.balas

En el transcurso de los últimos años, cinco, seis, siete…parece que todo ha subido de revoluciones. Los días son versiones de otros conocidos pero a un ritmo cada vez más rápido y con innovaciones tecnológicas que no nos da tiempo a asimilar como nos gustaría. Nos convertimos en DJs de nuestras propias experiencias revolucionando nuestro conocimiento, mezclándolo y añadiendo continuamente nuevas competencias que en la mayoría de los casos tienen que ver con la digitalización. Esto nos crea cierta sensación de ansiedad que debemos aprender a gestionar, ya que a todo es imposible llegar.

Mi experiencia personal es similar supongo a la de miles de personas que tienen que analizar día a día en qué y cuánto tiempo ponen su foco ante la cantidad de oportunidades que se les presentan. ¿Que herramientas o habilidades tenemos para acertar? Yo intento centrarme siempre en dos, planificación y creatividad.

El entorno nos obliga a tener que equilibrar cada día más estos dos conceptos. Es importante potenciar nuestra creatividad para ser resolutivos a nivel táctico cumpliendo la máxima de eficiencia y eficacia a la vez que tener muy bien definida nuestra estrategia. Dicha estrategia debe estar basada en unas ideas/pilares a partir de las cuales todas nuestras decisiones estén alineadas. Es curioso que el concepto de creatividad lo asociamos a artistas o a ciertas profesiones en concreto marketing, diseño, etc.… sin embargo cada día es una habilidad más en alza. Todos somos y debemos ser creativos, la creatividad tiene que estar siempre presente, desde en las pequeñas cosas del día a día hasta en la resolución de los grandes retos. Por norma general hay diversos caminos para un mismo destino y no todos tenemos que elegir el mismo, aquí está la riqueza de la diversidad.

Si hablamos de estrategia, personalmente soy muy pragmática . Tengo muy clara la idea de que el futuro está por crear . Con esto quiero decir que teniendo muy presente la planificación estratégica y no perdiéndola nunca de vista, pongo en valor el concepto de adaptación al entorno y las circunstancias ya que me parece de vital importancia, adaptarnos lo más rápidamente posible a lo que el mercado nos pide.

“Para cada negocio no digital existe una bala digital con su nombre escrito en ella” (Gary Hamel )

Impacta, si, pero es tal cual. Leí esta frase en el libro de Rafael Martínez “El Manual del Estratega” y desde entonces no la olvido. La digitalización es una ola inmensa de la que no nos podemos bajar. Cada día, trabajamos por adaptar nuestros modelos de negocio a las nuevos mercados sin embargo lo que va a marcar la diferencia en las organizaciones para que se adapten o no es la actitud de las personas que las conforman . Y esta es mi reflexión de hoy. Hemos pasado mucho tiempo haciendo y ahora es el momento de pasar más tiempo pensando, aportando valor, aportando nuestro valor. La digitalización no es una amenaza es una oportunidad para nuestro desarrollo personal e intelectual. Y esto es algo que conviene asimilar en todas las organizaciones. La tecnología es una herramienta que nos ofrece tiempo y acceso a más conocimiento. Nuestro pensamiento debe ser flexible, elástico, escalable y colaborativo…. Esta actitud es apasionante ya que nos ayuda a revisar continuamente esos pilares de los que os hablaba , a ponerlos en valor, a mejorarlos y a darnos cuenta de que levantando la vista, observando, escuchando y compartiendo surgen infinidad de oportunidades. Que las personas marcan la diferencia, si cabe más aún también en estos momentos de cambio. Que todos somos actores principales de los procesos de digitalización en nuestros negocios y nuestra implicación debe ser máxima. Nuestras ideas y decisiones de en qué, cómo y cuándo implantar herramientas y procesos digitales sacándole el máximo partido nos permite seguir siendo diferentes.

Digital no es contrario a humano, la tecnología nos conecta y nos puede servir para humanizar más nuestras organizaciones a la vez de acercarnos también más a nuestros clientes. Teniendo esto claro no existirá ninguna bala digital con el nombre de nuestro negocio escrito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s