Trabajar menos para rendir más

Un buen título es clave para llamar la atención de un post, ¿verdad? A mí el título del post que seguidamente os dejo me llamó la atención y aquí me encuentro pensando en alto.IMG_9459

Leyendo este artículo comencé a reflexionar en el concepto tiempo en nuestra vida cotidiana y en que nos hace sentir el mismo. Hoy en día todo gira alrededor de la palabra tiempo, ¿estáis de acuerdo verdad?.Todo se contabiliza en tiempo. La sociedad capitalista en la que vivimos nos ha llevado a interiorizar que una “eficaz” gestión de nuestro tiempo nos hará más felices. Hará que esta gestión se traduzca de alguna manera, en beneficios que casi siempre pretendemos medir en términos económicos, ya que en muchos casos el 80% de nuestro tiempo nos lo pasamos trabajando.

¿Y qué pasa en realidad? El concepto tiempo se acaba convirtiendo en una pesadilla para nosotros porque nos marcamos como expectativas que podremos asumir tareas, por encima de lo que muchas veces sabemos de ante mano no llegaremos alcanzar. Y cuando las expectativas no se cumplen, surge algo muy incómodo que se llama frustración. Creemos que exigiéndonos más seremos más eficaces, y que además para rendir debemos estar continuamente en tensión. Pues parece ser que hay estudios que demuestran todo lo contrario. El estrés es efectivo en situaciones de emergencia, sin embargo en largas jornadas de trabajo esta tensión hace que se bloquee la parte más sensible de nuestro cerebro, la que nos permite razonar, planificar, etc. provocando que nuestro rendimiento sea bastante menor. Además, al margen de ser más o menos rentables, esa sensación que experimentamos cuando continuamente nos decimos: “es que no tengo tiempo” “es que no me va a dar tiempo” “es que si tuviese más tiempo” ¿sabéis a lo que me refiero no? ¿Es esto lo que nos hace realmente felices? ¿No tenéis la continua sensación de que nos estamos perdiendo lo mejor?

Un día despertarás y descubrirás que no tienes más tiempo para hacer lo que soñabas. El momento es ahora. Actúa. Paulo Coelho

Os dejo ya con el post que me hizo pensar en alto….creo que hay consejos en él que deberíamos seguir, confío en que os guste.

Sigue leyendo