La honestidad es una palabra tan solitaria

La transparencia en ocasiones me ha traído problemas. Y por ello,  a estas alturas de mi vida,  sigo planteándome a veces una duda existencial: ser auténtica y transparente con mis opiniones o más reservada. De mostrarme tal como soy  y decir lo que pienso o  extremar la prudencia y  optar por el silencio. Encontrar el equilibrio no es fácil.IMG_7389

Hace unos días alguien me dijo  : “no seas tan transparente, se te ve venir”.  Y yo  pensé, tal como lo dice parece que ser transparente es algo malo.

Ser honesto significa decir siempre la verdad. Otro cuestión es ¿qué es la verdad? Esto daría para otra reflexión.

La honestidad alcanza su grado máximo en la relación que tenemos con nosotros mismos. ¿Actuamos normalmente como pensamos? ¿Cómo de honestos o deshonestos somos con lo que sentimos o con lo que creemos? A menudo uno debate en solitario si llevar la honestidad o no hasta su máximo exponente.  Como dice Billy Joel en su canción Honesty: la honestidad es una palabra tan solitaria….(escucharla mientras leéis es preciosa)

Hoy pensando en, si somos honestos o aprendemos a serlo, me acorde de una pequeña anécdota de mi infancia que os voy a desvelar. Sigue leyendo

El Laberinto de la Confianza

“La confianza es la esperanza firme que se tiene de alguien o de algo”. (RAE).Imagen

La confianza en nosotros mismos es pues de las primeras actitudes que debemos ejercitar. ¿Y por que digo esto? Pues porque en la relación con nosotros mismos es esa actitud, la de confiar,  la que debemos aplicar antes de cualquier otra.

A diario, al despertarme de una manera casi matemática procuro proyectar todas las decisiones que voy a tener que afrontar en el día. Intento imaginármelas y ponerme en situación. Estoy convencida de que la mayoría de las personas hacen lo mismo, al fin y al cabo,  todos somos muy similares. He  comprobado que las cosas funcionan siempre infinitamente mejor si aplico la creencia de que seré capaz de afrontarlas de una manera positiva. Se que el resultado de todas las cuestiones que has de afrontar en el día a día no depende exclusivamente de la actitud  que optes ante las mismas.  Es evidente que uno no puede controlar todas las variables que pueden llegar influir en las mismas , sin embargo la determinación y la creatividad que aplicas a la resolución de los retos que se plantean, si uno cree en si mismo, crece de manera exponencial. Tu seguridad transmite a su vez,  confianza  a los demás y hace que  los que te rodean sean también mucho más efectivos en su acciones.

Es por ello por lo que vuelvo a insistir en esta idea, la confianza es una de las primeras actitudes que debemos ejercitar. Es cierto también que todos en algún momento podemos ser proclives a ver el vaso medio vacío, el tener actitud de verlo medio lleno es en gran medida cuestión de entrenamiento, y la actitud positiva no es más que confianza en uno mismo. Dicho esto el primer paso está dado. A partir de aquí, la confianza debe trasladarse a todos nuestros actos y a todas nuestras relaciones.

¿Confiar es arriesgado? Es posible que en muchas oportunidades así lo sea. Sin embargo desconfiar, no es un seguro ante la traición. Por el hecho de desconfiar no estás asegurando que te vayan a  traicionar menos veces  y por el contrario vivirás en una inseguridad continua muy difícil de gestionar. Sigue leyendo

La importancia de socializar

socializacion-del-bebe

Es cierto que a veces necesitamos nuestro espacio para poder escucharnos  y saber lo que de verdad nos importa y preocupa.  La soledad buscada puede ser un vehículo de crecimiento personal. Sin embargo, no ocurre lo mismo con la soledad forzada. Todos sentimos a diario esa satisfactoria sensación de estar integrados en un grupo que comparte nuestros gustos o intereses. Ese flujo emocional que nos invade y que  se potencia cuando vivimos experiencias en grupo tanto positivas como negativas.

Esta sensación es la necesidad de pertenencia, que Maslow  uno de los principales precursores de la psicología humanista, definía claramente con su conocida Pirámide de Necesidades. Necesidad que está en la cúspide de la pirámide después de las necesidades primarias y justo antes de autorrealización y crecimiento personal. Socializar es por lo tanto y según dicha teoría un paso necesario para reforzar nuestra autoestima.

La socialización nos hace mejores personas. Mejores padres. Mejores amantes. Mejores amigos. Mejores profesionales.  Si hacemos un poco de memoria tenemos cantidad de circunstancias y acontecimientos vividos en los que podemos comprobar como la unión ante una misma causa potencia  la solidaridad de las personas o cómo el trabajo en equipo siempre ofrece mejores resultados. Sigue leyendo

La dignidad

En estos tiempos en los que vivimos, con una crisis de valores tan latente, es más necesario que nunca profundizar en cómo nos sentimos y poner en valor lo que creemos que realmente importa…por ese motivo hoy me apetece compartir con vosotros una pequeña reflexión provocada a raíz de leer la siguiente frase:

Imagen

La dignidad humana no se puede otorgar ni retirar, es algo innato al individuo, pertenece a cada persona. La única decisión que nos compete  en este sentido es nuestra actitud frente a los demás y a nosotros mismos.

Podemos actuar conforme a una regla básica: “trata a los demás como querrías que te tratasen a ti mismo”,  confiriéndoles el valor que nos da nuestra singular condición humana, o hay otra alternativa que es cosificar nuestras relaciones y conferir a las personas un valor de intercambio.

Aquí radica la diferencia, las personas aunque a veces nos parezca lo contrario, somos irremplazables, tenemos un valor ilimitado, tenemos capacidad de decidir y somos únicas…

Nuestra elección entonces es decidir si optamos por el camino del respeto a esa dignidad humana  en toda su extensión o por el contrario nos relacionamos con nosotros mismos y con nuestros semejantes, otorgándonos un valor como si de cosas se tratase y manipulándonos con criterios exclusivamente económicos.

Os dejo un video de una preciosa canción que transmite un gran mensaje, confío en que os guste

¿Por qué nos cuesta tanto sonreír?

Somos un país acomplejado y pesimista. Esta es  la idea principal con la que me he quedado cuanto he leído  este artículo de Héctor G. Barnés @hectorgbarnes sobre las conferencias de Luis Rojas Marcos y Eduardo Marina en un acto con motivo del día mundial de la sonrisa.

Me ha llamado mucho la atención la siguiente afirmación: sólo en España existe el concepto de “vergüenza ajena” y es que como dice Marina  “tenemos un sentido del ridículo feroz”  mucho más pronunciado que otras culturas. Es increíble, que no solo nos sentimos ridículos por lo que nosotros hacemos sino que muy a menudo nos sentimos mal por lo que hacen los demás. Hacemos gala de ser un país alegre y sin embargo no encajamos el fallo con el sentido del humor necesario para hacer del mismo una oportunidad.

Además no solo nos cuesta  sonreír, como se apunta en el artículo, nos cuesta llorar, nos cuesta abrazar, nos cuesta cantar, nos cuesta bailar, nos cuesta alabar, nos cuesta decir te quiero, nos cuesta agradecer… En resumen,  nos cuesta emocionarnos,  sobre todo en público, eso  o es cursi o es signo de debilidad.  Lo que no acabamos de entender es que es todo lo contrario, el que nos cueste hacer todo esto es signo de inseguridad. En fin, mucho tenemos que madurar emocionalmente.

Os dejo el artículo que tiene muchas más ideas  con las que reflexionar. Sigue leyendo

Trabajar menos para rendir más

Un buen título es clave para llamar la atención de un post, ¿verdad? A mí el título del post que seguidamente os dejo me llamó la atención y aquí me encuentro pensando en alto.IMG_9459

Leyendo este artículo comencé a reflexionar en el concepto tiempo en nuestra vida cotidiana y en que nos hace sentir el mismo. Hoy en día todo gira alrededor de la palabra tiempo, ¿estáis de acuerdo verdad?.Todo se contabiliza en tiempo. La sociedad capitalista en la que vivimos nos ha llevado a interiorizar que una “eficaz” gestión de nuestro tiempo nos hará más felices. Hará que esta gestión se traduzca de alguna manera, en beneficios que casi siempre pretendemos medir en términos económicos, ya que en muchos casos el 80% de nuestro tiempo nos lo pasamos trabajando.

¿Y qué pasa en realidad? El concepto tiempo se acaba convirtiendo en una pesadilla para nosotros porque nos marcamos como expectativas que podremos asumir tareas, por encima de lo que muchas veces sabemos de ante mano no llegaremos alcanzar. Y cuando las expectativas no se cumplen, surge algo muy incómodo que se llama frustración. Creemos que exigiéndonos más seremos más eficaces, y que además para rendir debemos estar continuamente en tensión. Pues parece ser que hay estudios que demuestran todo lo contrario. El estrés es efectivo en situaciones de emergencia, sin embargo en largas jornadas de trabajo esta tensión hace que se bloquee la parte más sensible de nuestro cerebro, la que nos permite razonar, planificar, etc. provocando que nuestro rendimiento sea bastante menor. Además, al margen de ser más o menos rentables, esa sensación que experimentamos cuando continuamente nos decimos: “es que no tengo tiempo” “es que no me va a dar tiempo” “es que si tuviese más tiempo” ¿sabéis a lo que me refiero no? ¿Es esto lo que nos hace realmente felices? ¿No tenéis la continua sensación de que nos estamos perdiendo lo mejor?

Un día despertarás y descubrirás que no tienes más tiempo para hacer lo que soñabas. El momento es ahora. Actúa. Paulo Coelho

Os dejo ya con el post que me hizo pensar en alto….creo que hay consejos en él que deberíamos seguir, confío en que os guste.

Sigue leyendo

El valor de una decisión

El valor de una decisión

pensar

¿Qué hace que nos sintamos satisfechos?

Esta pregunta nos la hacemos todos inconscientemente en cada decisión que tenemos que tomar. Y es que ¿qué es la vida sino más que una decisión continua?  Al final los días, las horas, los minutos… se traducen en sucesivas decisiones que tenemos que tomar y en donde los peores momentos que pasamos son aquellos en los que estamos indecisos. 

A lo largo de mi vida he aprendido que los momentos más satisfactorios han sido aquellos en los que he tomado una decisión difícil. La sensación de alivio que produce en uno decidir es enorme y provoca una paz interior difícil de describir. He aprendido también que en ese tipo de decisiones  lo mejor es dejarlas reposar, meterlas en la nevera unas horas y después de eso  decidir, desde la responsabilidad pero también desde la identificación con la misma.  Es bueno escuchar lo que opina la gente que te quiere sin embargo no es bueno dejarse influenciar en exceso y decidir algo con lo que uno no se encuentra cómodo. Una decisión prestada al final no funciona. Las decisiones tienen que tener una identidad propia.  Hay también quien opina que no decidir es una opción.  Es posible que así sea, y es posible que la opción de no decidir sea la que tomamos en infinidad de ocasiones. Sin embargo suelo identificar esta opción como la menos deseada de todas y la que nos provoca mayor insatisfacción. Decidir nos hace libres….

Os dejo un artículo en mi opinión muy bueno sobre cómo llevar una vida más satisfactoria escrito por Pablo Maella, socio director de Maella & Partners y lecturer IESE Business School.

Sigue leyendo

Entrevista a Luis Rojas Marcos

Fuente: Executive Excellence

PERSONAJES CON TALENTO / Luis Rojas Marcos: el instinto de la superación
ESCRITO POR FEDERICO FDEZ. DE SANTOS Y ALDARA BARRIENTOS

GESTIÓN / HABILIDADES

No es la primera vez que tenemos la suerte de compartir unos minutos con el Dr. Luis Rojas Marcos. En esta ocasión, ha sido la Fundación Caser la que nos ha brindado esta oportunidad. El prestigioso psiquiatra sevillano, afincado en Nueva York desde 1968, ha viajado a Madrid para impartir la conferencia “Saber envejecer”, que forma parte del ciclo de encuentros organizado por la Fundación Caser con el propósito de concienciar y sensibilizar a la sociedad española en materia de dependencia. Sigue leyendo