¿Cómo se consigue que la gente haga un trabajo formidable?

Imagen

El año pasado hablaba en la Convención hablaba de la importancia de comunicar apoyándome en la tesis de Joan Costa sobre los nuevos vectores del paradigma de la sociedad del siglo XXI Identidad, Cultura, Comunicación e Imagen.

Comentaba que hoy en día toda empresa o institución que no se comunique, está condenada a fracasar debido a la competencia voráz que hay en todos los sectores.

Mi sector profesional , el asegurador por ejemplo, ha sido siempre un sector muy endogámico, cerrado al exterior y poco visible para el resto. La industria aseguradora ha estado de alguna manera como al margen de la sociedad. Un seguro suele tener para los españoles connotaciones negativas. No lo tenemos interiorizado como lo que realmente es, una herramienta para gestionar y salvaguardar nuestros riesgos o para planificar nuestro ahorro, algo que en realidad es altamente positivo. Puede que una de la razones sea que en España se ha hecho popular por la obligatoriedad del seguro del automóvil y esto parece que no traslada positivismo, el seguro no es sino un gasto más. En cultura aseguradora llevamos un escaso suficiente. Si además intentamos que una persona de a pie sepa explicar cual es la diferencia de contratar un seguro directamente con una aseguradora a contratarlo con un corredor de seguros entonces la nota bajar estrepitosamente a “insuficiente”. Y ¿no creéis que todo parte de una comunicación poco eficaz?.

El título de la ponencia era precisamente la comunicación el arte de hacer eficaz la acción, con el objeto de hacer reflexionar sobre la idea de que de nada sirve que se hagan muy bien las cosas si al final no conseguimos trasladarlas adecuadamente a nuestro público objetivo.

Cuando hablamos de público objetivo solemos pensar en nuestros clientes. Sin embargo en la empresa, como decía, existe Comunicación interna y Comunicación externa. La que existe entre el capital humano de la organización y la que percibe el cliente. Ambas son igual de importantes y ambas deben de ir de la mano siendo la primera palanca de la segunda.

Hoy quiero centrarme más en la primera. La comunicación interna,  bajo mi punto de vista la menos efectiva hoy en día dentro de la mayoría de las organizaciones, la que necesita de una cambio más profundo y a la que somos más reacios . Sigue leyendo